Centro de especialidades médicas

Av. Simón Bolívar, 17, local 22 Málaga

¡Llámanos!

+(34) 951 46 30 42

Osteopatía

La osteopatía pone su enfoque en el diagnóstico, tratamiento, prevención y rehabilitación de los desórdenes musculo esqueléticos.

Basado en la combinación de técnicas diagnósticas osteopáticas y convencionales, el tratamiento utiliza procedimientos de movilización y de manipulación diseñados para cada paciente individual, reforzados por consejos sobre la dieta, el estilo de vida y el ejercicio.

La osteopatía es un sistema de diagnóstico y tratamiento que trabaja con la estructura y la función del cuerpo y se basa en el principio de que el bienestar de un individuo depende del funcionamiento bien sintonizado del esqueleto, los músculos, los ligamentos y los tejidos conectivos. Para que el cuerpo funcione bien, también debe hacerlo su estructura.

Dentro de la osteopatía podemos diferenciar 3 enfoques de tratamiento. La osteopatía estructural, la cual se basa en técnicas sobre las zonas músculo – esqueléticas y articulares; la osteopatía visceral, técnicas sobre las diferentes vísceras del organismo para así mejorar la función y la relación entre éstas y otras estructuras del cuerpo; y la osteopatía cráneo – sacral, técnicas muy suaves sobre los huesos del cráneo y el sistema nervioso.

La osteopatía es un tratamiento adecuado desde la infancia hasta edades más avanzadas, procesos de embarazo, patologías agudas o enfermedades crónicas. Es una excelente herramienta de prevención y tratamiento de numerosos trastornos de la salud y contribuye así a mejorar la calidad de vida.

El dolor es el principal síntoma tratado en la consulta de osteopatía, especialmente el que se manifiesta en el sistema músculo-esquelético:

  • Dolor de espalda.
  • Dolor articular.
  • Problemas degenerativos y/o inflamatorios.
  • Protusiones y hernias discales (ciatálgia).
  • Lesiones deportivas (esguinces, tendinopatías, contracturas mantenidas).
  • Problemas de postura.
  • Alteraciones digestivas (estreñimiento, colon irritable, acidez...).
  • Cefaleas (dolor de cabeza).
  • Dolores menstruales.
  • Problemas durante el embarazo.
  • Enfermedades reumáticas.
  • Bruxismo.
  • Estrés, ansiedad.